El hombre más rico de Babilonia

El hombre más rico de Babilonia es uno de los libros de educación financiera más famosos y vendidos del mercado.

Todo emprendedor novato debería leerlo al menos una vez para aprender las enseñanzas que este magnífico ejemplar nos enseña respecto a la administración del dinero.

A continuación encontrarás un resumen del libro para que puedas aprender algunas de sus lecciones y decidir al final si comprarlo o no.



Resumen El hombre más rico de Babilonia

Si tuviera que resumir el libro en solamente tres oraciones, serian estas:

1. Ahorra al menos un 10% de todo lo que ganes y no confundas tus gastos necesarios con tus deseos.
2. Trabaja duro para mejorar tus habilidades y asegurarte un ingreso futuro porque la riqueza es el resultado de un flujo de ingresos confiable.
3. No puedes llegar al éxito hasta que no aplaques el espíritu de procrastinación que hay dentro de ti.

Pero por supuesto eso no da ni para comenzar, así que vamos allá con el verdadero resumen del libro El hombre más rico de Babilonia y algunas de sus mejores lecciones.

Lecciones

  • Las 7 reglas simples del dinero según El hombre más rico de Babilonia:

1) Comienza a engordar tu bolsillo: Ahorra dinero.
2) Controla tus gastos: No gastes más de lo que necesitas.
3) Haz que tu oro se multiplique: Invierte sabiamente.
4) Protege tus tesoros de las posibles pérdidas: Evita las inversiones que suenan demasiado buenas para ser verdad.
5) Haz de tu vivienda una inversión rentable: Sé el dueño de tu hogar.
6) Asegura un ingreso futuro: Protégete con un seguro de vida.
7) Mejora tu capacidad de ganar: Esfuérzate por ser más sabio y adquirir conocimientos.



  • Para llevar a cabo tus sueños y deseos, debes tener éxito con el dinero.
  • Las leyes del dinero son como las leyes de la gravedad: seguras e inmutables.
  • El dinero es abundante para quienes entienden las simples leyes de ganar dinero.
  • Babilonia era la ciudad más rica del mundo en el momento de su apogeo porque su gente apreciaba el valor del dinero.
  • Debes tener un ingreso constante que mantenga tu bolsillo lleno.
  • No cuesta nada pedir buenos consejos de un buen amigo.
  • Muchas personas nunca alcanzan un nivel serio de riqueza porque no lo buscan. No se concentran en él ni se comprometen con él.
  • La juventud a menudo asume, incorrectamente, que los viejos y sabios solo tienen sabiduría sobre los días pasados.

Señor mayor

  • Solo comenzarás a acumular riqueza cuando te des cuenta de que una parte de todo el dinero que ganas es tuyo.
  • Siempre paga a los demás por bienes y servicios.
  • Deberías ahorrar al menos un 10% de lo que ganas, como mínimo.
  • No aceptes consejos sobre el dinero de un pobre. Dirígete a personas expertas en un tema en particular si quieres un asesoramiento experto. Es muy fácil para los aficionados dar consejos.
  • Primero construye una montaña de oro, luego podrás disfrutar de tantos banquetes como desees sin preocuparte. No gastes tu dinero tan pronto como lo ganes.
  • Rodéate de personas que estén familiarizadas con el dinero, que trabajan con él todos los días y que lo hacen en gran cantidad.
  • No pongas tu dinero en inversiones que no paguen dividendos, pero tampoco inviertas en cosas arriesgadas que parezcan demasiado buenas para ser verdad.
  • Lo que cada persona llama sus “gastos necesarios” siempre crecerá para que coincida con su ingreso a menos que resista ese impulso. No confundas tus gastos necesarios con tus deseos.




 

  • “La riqueza de un hombre no está en las monedas en su bolsillo. Está en su ingreso”.
  • Asegura un ingreso futuro. Todos envejecemos, así que asegúrate de que tus ingresos continúan sin necesidad de trabajar.
  • Contrata un seguro de vida.
  • Aumenta tu habilidad para ganar dinero. Mejora tus habilidades. A medida que perfeccionas tu oficio, tu capacidad para ganar más aumenta.
  • Cuanto más sepamos, más podremos ganar. La persona que busca saber más sobre su oficio es capaz de ganar más.
  • No puedes alcanzar el éxito hasta que aplaques el espíritu de procrastinación que hay dentro de ti.
  • Las 5 leyes del oro según El hombre más rico de Babilonia:

1) El oro llega fácilmente y en mayor cantidad a la persona que ahorra al menos un 10% de sus ganancias.
2) Pon a trabajar tu dinero y se multiplicará.
3) El oro se aferra a la protección de la persona que lo invierte con personas sabias.
4) El oro se escapa de la persona que lo invierte en fines que no le son familiares.
5) El oro huye de la persona que trata de forzarlo a ganancias imposibles.

Lingote de oro

  • Hay muchas maneras de ayudar a las personas. No debes elegir las formas que restrinjan tu tiempo, dinero, energía o capacidad para cuidar de ti mismo.
  • El prestamista sabio siempre tiene una garantía de pago en caso de que la inversión vaya mal.
  • Protégete con un seguro. No puedes permitirte el lujo de estar desprotegido.
  • No vivas más allá de tus posibilidades.
  • Ningún hombre se respeta a sí mismo si no paga sus deudas.
  • El alma de un hombre libre considera el mundo como una serie de problemas por resolver. Mientras tanto, el alma de un esclavo se queja.
  • Donde está la determinación, se puede encontrar un camino.
  • Ten un plan. El dinero se acumula sorprendentemente rápido y las deudas desaparecen rápidamente con disciplina y consistencia.
  • El trabajo atrae a amigos que admiran tu esfuerzo. El trabajo atrae dinero y oportunidad.

Comprar El hombre más rico de Babilonia

Si después de este resumen te ha parecido interesante y quieres saber mucho más, puedes comprarlo a través de este enlace y lo recibirás en menos de 48 horas.





Si quieres ver la colección de libros del autor, puedes visitarla pulsando en el siguiente enlace:
Ver más libros de George Clason >>