El caballero de la armadura oxidada

El caballero de la armadura oxidada fue escrito hace más de 30 años. Esta es la historia de un alegre caballero desesperado en busca de su verdadero yo. Es una lectura breve, pero deberás leerla con atención ya que sino, es posible que pierdas algunas de las excelentes lecciones y conocimientos que se incluyen en ella.



Resumen El caballero de la armadura oxidada

A continuación encontrarás un resumen del libro con algunos de sus puntos clave y lecciones más importantes.

Se han omitido infinidad de detalles y puntos que hacen la experiencia de leer este libro mucho más inspiradora y emotiva, esto es sólo un breve resumen de este magnífico libro lleno de importantes enseñanzas. Si después de leer este resumen quieres comprarlo, el enlace lo encontrarás al final.

El caballero de la armadura oxidada

Capítulo 1 – El dilema del caballero

Aunque el caballero de la armaduraoxidada se consideraba un hombre bueno, amable y afectuoso (luchaba contra los malos, mataba dragones y rescataba a hermosas damiselas en apuros), quería ser el caballero número uno en el reino y por eso nunca estuvo satisfecho. Desafortunadamente, él descuidó a su esposa e hijo porque estaba ausente en una cruzada o estaba preocupado con su negocio de caballeros cuando estaba en casa.

Se había enamorado tanto de su armadura que la llevaba constantemente alrededor de su castillo (incluso para cenar y acostarse) y comenzó a convertirse en su única identidad.

El caballero se enfrentó a un dilema cuando su esposa amenazó con llevarse a su hijo e irse si no se quitaba la armadura (para poder ver quién era en realidad). No queriendo perder a su familia, fue a quitarse el casco pero no se movió. Cuando el herrero local tampoco pudo quitarlo, el caballero supo que tenía que buscar ayuda en otras tierras.




Capítulo 2 – En el Bosque de Merlín

El caballero estuvo en el bosque durante meses buscando a Merlín, pero sin éxito. Estaba perdiendo la esperanza y la confianza en sí mismo cuando finalmente encontró a Merlín sentado en el bosque, rodeado de animales del bosque. Cuando el caballero dijo que había estado buscando a Merlín y que estuvo perdido durante meses, Merlín lo corrigió diciendo: toda tu vida (refiriéndose a que había estado perdido toda su vida). El caballero respondió que no había venido hasta allí para sentirse insultado, pero Merlín comentó: tal vez siempre has considerado la verdad como un insulto.

El caballero de la armadura oxidada estaba molesto y quería irse, pero el peso de la armadura lo había debilitado demasiado para volver a subirse a su caballo y marcharse. Merlín dijo que esto fue una suerte porque una persona no puede correr y aprender. Debe permanecer en un lugar por un tiempo.

Merlín le dijo al caballero que no había nacido con la armadura y la razón por la que la había puesto en el primer lugar fue porque tenía miedo. El caballero respondió que llevaba la armadura para protegerse y para demostrar que era un caballero bueno, amable y amoroso .

Si realmente fueras bueno, amable y amoroso, ¿por qué tienes que demostrarlo?, preguntó Merlín.
El caballero preguntó: ¿Por qué siempre respondes una pregunta con otra pregunta? A lo que Merlín respondió ¿Y por qué siempre buscas las respuestas a tus preguntas en los demás?”

Capítulo 3 – El camino de la verdad




Merlín envió al caballero por un nuevo camino, diciendo que “la gente a menudo desconoce el camino que siguen y recordándole su propósito: deshacerse de su armadura. Este nuevo camino, el Camino de la Verdad, se veía angosto y empinado para el caballero, y aunque no estaba seguro de que valiera la pena escalar, sabía que tenía que intentarlo.

Merlín estuvo de acuerdo y dijo: Tu decisión de tomar un rastro desconocido mientras cargues con una armadura pesada requiere coraje.

Cuando Merlín mencionó que en la parte superior del Camino había tres castillos que bloqueaban su camino, el caballero se emocionó y dijo ansiosamente: Habrá una princesa dentro de cada castillo, mataré al dragón que la protege y la rescataré“. Pero Merlín lo interrumpió, diciendo No habrá princesas en ninguno de estos castillos. Tienes que aprender a salvarte primero.”

Merlín continuó. El primer castillo se llama Silencio, el segundo, Conocimiento, y el tercero, Voluntad y Osadía. Una vez entres en cada uno, encontrarás la salida solo después de que hayas aprendido la lección debes aprender de ellosEl caballero sintió que el viaje iba a ser mucho más difícil que una cruzada, a lo que Merlín dijo: Hay una batalla diferente que se librará en el Camino de la Verdad. La lucha de aprender a amarte a ti mismo.

Capítulo 4 – El castillo del silencio

Después de muchos peligros, el caballero encuentra y entra al Castillo del Silencio, solo para descubrir que el rey de su reino natal está allí, trabajando en su propio autodescubrimiento. Los dos tienen una larga conversación, durante la cual el rey habla palabras de sabiduría tales como: Uno no puede ver hasta que comprende. La mayoría de nosotros estamos atrapados dentro de nuestra armadura . Callar es más que no hablar. Todos entienden las cruzadas, pero muy pocos entienden la verdad“.

Después de que el rey se fuera, el caballero pasa mucho tiempo en silencio, contemplando quién es y cómo encontrar la puerta oculta que le llevaría a la siguiente parte de su viaje. El caballero finalmente cae en un sueño profundo, despertando fuera del castillo. ¡Es allí donde descubre que su casco se ha caído!




Capítulo 5 – El castillo del conocimiento

De vuelta en el Camino de la Verdad, el caballero de la armadura oxidada caminó todo el día antes de llegar al Castillo del Conocimiento. Por el camino encontró una inscripción en la pared que decía:

El conocimiento es la luz con la que encontrarás tu camino

Y luego otra que dice…

¿Has confundido la necesidad de amor?

Mientras se sentaba un rato y contemplaba estas lecturas, se dio cuenta de que había necesitado el amor de su esposa y su hijo (y todas las damiselas que había rescatado) porque no se amaba a sí mismo. Y si no se amaba a sí mismo, realmente no podría amar a los demás.

Cuando el caballero lo admitió, apareció el mago Merlín y le dijo: has descubierto una gran verdad. Puedes amar a los demás solo en la medida en que te ames a ti mismo.

El caballero también llegó a entender que su ambición de convertirse en el mejor caballero de la tierra podría haberlo llevado por mal camino. Merlín se preguntó en voz alta si el caballero había estado tan ocupado intentando convertirse , que no podía disfrutar solo de ser.

Merlín dijo que “la ambición que viene de la mente puede atraerte riquezas materiales. Sin embargo, solo la ambición que proviene del corazón puede traer felicidad. Cuando el caballero prometió que, desde ese momento, su ambición vendría desde el corazón, mágicamente se encontró de nuevo en el Camino de la Verdad, y la armadura de sus brazos y piernas se había desprendido.

Capítulo 6 – El castillo de la Voluntad y la Osadía

Al día siguiente, el caballero llegó al puente levadizo del Castillo de la Voluntad y la Osadía. Cuando estaba a mitad de camino, un enorme dragón que escupe fuego apareció. Se llamaba el Dragón del Miedo y la Duda. El caballero estaba asustado, sin embargo, recordó que Merlín dijo una vez que el autoconocimiento podría matar al Dragón del Miedo y la Duda, porque el autoconocimiento es la verdad, y la verdad es más poderosa que la espada.

Con su nuevo conocimiento de que nació bueno, amable y amoroso, y que no necesitaba demostrar nada a nadie, se dio cuenta de que no tenía que sentir miedo y duda. El dragón era solo una ilusión.

Reuniendo todo su coraje, el caballero se dirigió hacia el dragón, cantando: “El miedo y la duda son ilusiones. El dragón arrojó llamas gigantescas al caballero, pero ninguno le prendió fuego. El dragón se hizo más pequeño y más pequeño hasta que tenía el tamaño de una rana y comenzó a escupir pequeñas semillas al caballero. Pero estas semillas, las Semillas de Duda, tampoco detuvieron al caballero. Había conquistado al dragón que le dijo en voz baja al caballero Volveré una y otra vez para interponerme en tu camino“, y luego el dragón desapareció. El autoconocimiento había matado al Dragón del Miedo y la Duda, y el caballero pensó que nada podría detenerlo ahora.

Capítulo Final – La Cumbre de la Verdad

Para completar esta parte de su viaje del autodescubrimiento, el caballero necesitaba escalar rocas afiladas en su camino hacia la Cumbre de la Verdad. Cerca de la parte superior y bloqueando su camino, encontró una enorme roca con una inscripción cincelada en ella:

Aunque este universo poseo, nada poseo, pues no puedo conocer lo desconocido si me aferro a lo conocido





El caballero se sentía demasiado exhausto para superar el último obstáculo. Parecía imposible des­cifrar la inscripción y estar colgado de la pared de la montaña al mismo tiempo, pero sabía que debía intentarlo.

Ya no estaba seguro de todas las cosas que creía conocer de sí mismo, como su identidad, sus creencias y sus juicios. El caballero sabía que estaba aferrado a las rocas para seguir con vida.

¿Quería decir la inscripción que debía soltarse y dejarse caer al abismo de lo desconocido?

El caballero sintió que tenía que soltarse, aunque la caída podría matarlo.

Confiando en la vida, la fuerza, el universo, Dios o como quieras llamarlo, el caballero se soltó y se precipitó al abismo.

Durante su caída, el caballero liberó su culpabilidad, sus juicios y excusas, aceptando toda la responsabilidad de su vida. Ahora no tenía miedo. Cuando una calma desconocida se apoderó de él, se encontró levantándose y luego parado en la cima de la montaña. Había soltado todo lo que temía y todo lo que había conocido y poseído. Su disposición a abrazar lo desconocido lo había liberado. Ahora el universo era suyo para experimentar y disfrutar“. Lloró de alegría y su armadura se derritió. Sonrió a través de las lágrimas, sin darse cuenta de que una nueva y radiante luz brillaba en él.

Comprar el libro El caballero de la armadura oxidada

Si te ha parecido interesante el resumen y te has decidido a comprar este magnífico libro, puedes hacerlo desde este enlace donde lo encontrarás al mejor precio y lo recibirás en menos de 48 horas.




Si quieres ver más libros del mismo autor, puedes ver la colección desde el siguiente enlace: Robert Fisher