Niño rico Niño listo

Aunque éste pueda parecer un libro para niños, Niño rico Niño listo ha sido escrito para los padres que quieran educar financieramente a sus hijos desde bien pequeños para que, cuando crezcan y sean mayores, no tengan problemas económicos como la gran mayoría de personas hoy en día.



Resumen Niño rico Niño listo

A continuación encontrarás algunas de las mejores frases y lecciones que podemos encontrar en el libro Niño rico Niño listo de Robert Kiyosaki.

En la vida hacemos elecciones y cada elección tiene una consecuencia. Si no te gusta tu elección + consecuencia, busca una nueva opción con nuevas consecuencias

Niño rico Niño listo

Este libro enseñará a tus hijos a:

  • Sobrevivir y prosperar financieramente por su cuenta
  • Administrar bien el dinero
  • No tener deuda mala
  • No necesitar un empleo

La gente da demasiada importancia a las calificaciones de la escuela y te miden por ellas, pero en la vida real y durante el resto de tu vida, te miden según tu estado financiero.

Uno de los objetivos clave para los padres debería ser ayudar a sus hijos a identificar su propio “genio” y ayudarlos a encontrar un mentor dentro de ese genio.

La realidad es que la gente se enriquece en casa, no en un trabajo. Los trabajos toman demasiado tiempo y energía como para enriquecerse con ellos. Un sueldo no te hace rico, necesitas que el dinero trabaje para ti, no trabaja por dinero.

Todos debemos encontremos una fórmula ganadora en la corriente financiera: así es como nos enriqueceremos

Retírate pronto – no te hagas rico temprano – retírate. Cuando te retiras de necesitar tu trabajo e ir a tu trabajo (porque tienes ingresos pasivos), tienes mucho más tiempo para hacerte rico.




Hacerse rico se trata de buscar oportunidades de negocios e inversiones, no trabajos.

Kiyosaki es un gran admirador de la gestión de un negocio, y este libro no es una excepción. Él habla de obtener las habilidades financieras para ser dueño de la mesa en una entrevista de trabajo, no ser el entrevistador ni el entrevistador.

Un banco no mira lo inteligente que eres académicamente, se preocupa por lo inteligente que eres financieramente

Los niños aprenden jugando a juegos, no hablando. Estamos perdiendo el aliento hablando. Kiyosaki fomenta el monopolio, luego se gradúa en Cashflow 101 y luego replica los escenarios de la vida real.

Según el libro, nuestros hijos deberían guardar 10% para ahorrar, 10% para invertir y 10% para donar. Esta es una forma extremadamente inteligente de hacer que el hábito monetario sea “correcto” desde el principio.

Cuando se trata de responsabilidades, es importante ganar el dinero primero, luego usa ese dinero para comprar un activo que produzca un flujo de caja. Ese flujo de efectivo entonces compra la responsabilidad.

Lo recomendable es aprender a hablar el idioma del dinero. Al aprender a hablar las verdaderas palabras del dinero, tendrás un CI financiero más alto y podrás comunicarte con otros expertos en la materia.

Busca maneras de servir a la gente, no trabajos que puedas hacer por dinero. El servicio es el motivador, no el dinero. El mantra aquí es: hacer más y más con menos y menos. Enseña a tus hijos a servir y ayudar sin esperar algún tipo de derecho al dinero.

Comprar el libro Niño rico Niño listo

Si te ha parecido interesante el resumen y te has decidido a comprar este magnífico libro, puedes hacerlo desde este enlace donde lo encontrarás al mejor precio y lo recibirás en menos de 48 horas.




Si quieres ver la colección de libros del autor, puedes visitarla pulsando en el siguiente enlace: Robert Kiyosaki