10 Trucos de Marketing de los supermercados

10 trucos psicológicos de los supermercados

¿Cuantas veces has ido al supermercado y has comprado más de lo que tenías previsto? Esto se debe a los trucos psicológicos que utilizan los supermercados para vender más, y que tú, en el caso de que tengas una tienda, también podrás utilizar.

Da igual donde residas, estos trucos funcionan en cualquier lugar y son capaces de aumentar las ventas hasta en un 50% e incluso más, dependiendo del comprador.




La próxima vez que vayas a comprar al supermercado, acuérdate de esta información y verás como desde el primer momento en el que entras al lugar, podrás apreciar algunos de estos trucos.

Ahora sí, vamos ya con los 10 trucos psicológicos que utilizan los supermercados para que compres más, en el siguiente vídeo te los cuento. No olvides suscribirte al canal si te interesa este tipo de contenido, hay vídeos nuevos cada semana 🙂

>> Pulsa aquí para suscribirte gratis <<

El tamaño del carro de la compra

A la gente no le gusta la sensación de vacío, creen que les falta algo. Por lo que cuanto más grande sea el carro de la compra, más difícil de llenar será. Esto psicológicamente hace que creas que no has comprado lo suficiente, ya que ves el carro muy vacío.

Carro compraSi utilizas un carro muy pequeño, enseguida lo llenarías y tendrías esa sensación de haber comprado mucho.

En resumen, cuanto más grande sea el carro de la compra, más comprarás.

La estatura

Hay productos que a los supermercados les interesa más vender, ya sea porque obtienen mayor beneficio o porque quieren deshacerse rápidamente de ellos.

Estos productos están situados a la altura de tus ojos para que sea lo primero que veas.

Fíjate como casi todo lo que compras está a tu alcance sin tener que agacharte o ponerte de puntillas.

Este truco también sirve para los niños pequeños. Normalmente en las estanterías de más abajo es donde están los juguetes, las chucherías y todo lo relacionado con los niños. Igual que cuando ya has terminado de comprar y estás en la cola esperando a que termine el de delante, justo al lado siempre hay una estantería con chicles y golosinas, eso es porque los niños se aburren y entonces sus padres les compran una chuchería para que se entretengan mientras ellos guardan la compra.



99 céntimos

¿Por qué casi todos los precios terminan en 99? Por ejemplo, 5,99 , 9,99…Céntimo

Esto es porque la gente se fija más en el primer número que en los céntimos.

Por ejemplo, si cambiáramos el precio de un producto un día a 10 dólares y otro día a 9,99,
el día que lo hubiéramos puesto a 9,99 se vendería mucho más por la impresión de ser más barato.

Lo necesario al final

¿A qué me refiero con esto? A que los huevos, la leche y los productos básicos que todo el mundo suele comprar los sitúan al fondo de la tienda para que tengas que recorrerte todos los pasillos antes de llegar a ellos y así veas las ofertas que tienen y compres por el camino.

Así que ya sabes, si tienes una tienda, pon lo más necesario al final. O, en el caso de que seas el comprador y sólo quieras comprar leche, mira al suelo y no pares hasta llegar al final o hasta que te choques contra algo (es broma).



El beneficio y lo prescindible al principio

Cuando entramos al supermercado lo hacemos con el carro vacío, por lo que nos podemos permitir comprar cosas que no teníamos previsto. Cosas como flores, platos precocinados, bollería… y casualmente esos productos son los que mayor beneficio aportan al súper.

Las cajas para cobrar están a la izquierda

Cuando entras a un supermercado, puedes ver las cajas allí a la izquierda, y el 90% de las personas es diestra, y conducimos por la derecha, por lo que para llegar a ellas debemos hacer todo el recorrido en sentido contrario a las agujas del reloj, “obligándonos” así a recorrer todos los pasillos.

¿Por qué hacen esto? Porque cuanto más rato estemos dentro del súper, más gastamos.

Cambian la ubicación de los productos básicos

Cuando eres cliente habitual de un supermercado, ya conoces más o menos dónde están los productos, es por eso que los cambian de sitio para que tengas que buscar más y veas más productos.

Si lo piensas bien, no paran de jugar con nosotros. Somos sus marionetas.



Te traemos la compra “gratis” a casa

Gratis siempre y cuando gastes un mínimo de dinero, sino tendrás que pagar los gastos de envío. Así que psicológicamente, pensamos en ahorrar esos 3 o 4 euros/dólares que puede costarnos el que nos traigan la compra a casa, pero no pensamos en todo el dinero de más que debemos gastar para que nos la traigan gratis.

La música te controla

La música marca nuestro ritmo, y en un supermercado el hecho de escuchar música lenta, hace que compremos con más paciencia y vayamos más lentos. Esto suele ocurrir cuando hay poca gente en el súper, pero cuando hay demasiada gente, la música es más rápida para que los clientes se den más prisa al comprar y puedan entrar nuevos clientes.

Notas musicales

El color y el olor

Normalmente las ofertas están destacadas con una etiqueta roja, amarilla o naranja, por lo que cuando vemos una etiqueta de ese color, lo asociamos con oferta, aunque no lo esté.

Otra táctica que utilizan los supermercados es colocar de manera estratégica, por zonas donde pasa más gente, puestos de comida. Esto es un arma de doble filo, ya que o bien compras esa comida, o te entra hambre, y ya sabes que si compramos con hambre… compramos más.

La próxima vez que vayas de compras, acuérdate de estos 10 trucos y verás como utilizan muchos de ellos. Y en el caso de que seas tú el dueño de una tienda, aunque esta no sea un gran supermercado los trucos funcionan de igual manera, así que piensa cómo podrías aplicar estas estrategias de marketing en tu caso y aumentarás tus ventas sin duda.




Esto también puede interesarte