Tus Zonas Erróneas

Hoy en día es fácil ver que hay cada vez más autores en libros de autoayuda o de crecimiento personal han aportado cambios significativos a la humanidad.

En la actualidad son muchas las personas que recurren a este tipo de libros con la finalidad de hacer un cambio positivo que les genere ganancias en todos los ámbitos de sus vidas.

Tal es el caso del Dr. Wayne Dyer quien dedicó gran parte de su vida a ayudar a millones de personas en todo el mundo con todos sus libros de autoayuda, pero con su primer libro “ Tus zonas erróneas ” todo un éxito de ventas fue que se hizo famoso.

Es un libro tan espectacular que incluso es recomendado por otros autores de la misma línea.

Dyer en una oportunidad dijo:

El libro está escrito como si fuera una sesión de psicoterapia.

Wayne Dyer
Tus zonas erróneas

Resumen del libro Tus Zonas Erróneas

A continuación encontrarás un breve resumen de todos los capítulos del libro.

Capítulo 1. Haciéndote cargo de ti mismo.

Una de las cosa que más angustia a la personas es el tema de la muerte a lo que el autor sugiere, que pensando en eso debemos basar nuestras vidas, ya que es tan corta que debería por lo menos de ser agradable, es decir, si se trata de tu vida pues haz con ella lo que quieras.

Pero he ahí el dilema de muchos que llegan a adultos y aún no saben lo que quieren hacer con sus vidas, sus emociones giran alrededor de puras cosas negativas auto-destruyéndose todos los días y acortando su estancia en la tierra, cuando la realidad es que los sentimientos son emociones que podemos manejar a nuestro antojo y poderlas usar a nuestro favor.

Hoy en día hay cada vez más personas preparadas, con muchos títulos universitarios, inclusive con mucho dinero pero sus vidas personales con todo un caos, donde prevalece la depresión y la ansiedad llevándolos muchas veces a tener enfermedades mentales graves.

Entonces se hace imperativo creer que una persona inteligente no es aquella que posee miles de títulos ni tiene un cierto estatus en la vida, sino que es aquella que sabe ser más feliz, la que sabe poner las soluciones a los conflictos que se le presente, la que crea recursos y supera todas las adversidades.

Una persona inteligente y que sabe hacer buen uso de esa inteligencia sabe manejar sus emociones. En pocas palabras es responsable por todo lo que siente y expresa ya sea positivo o negativo.

Capítulo 2. El amor propio

Tú vales porque tú dices que es así. Si dependes de los demás para valorarte, esta valoración estará hecha por los demás.

 Al valorarnos a nosotros mismos, es que podemos decir que hemos aprendido a amarnos, pero la sociedad en general ha tergiversado esto de manera enfática, haciendo creer a los seres humanos que se debe amar a los demás primero antes que a su ser, y es por eso que esto es considerado una zona errónea, debido a que si no nos amamos a nosotros primero sencillamente no estaremos en la capacidad de amar a nadie.

Capítulo 3. No necesitas la aprobación de los demás

Esa necesidad de todos por ser aprobado, nace desde la infancia cuando a los niños se les elogia por todo lo que hacen, lo que no está mal porque creamos seguridad en los chicos, pero a medida que van creciendo es necesario enseñarle que no necesitan la aprobación para todo, y abra momentos en que tomen decisiones sin tomar en cuenta si los demás están de acuerdo.

Entonces se dice que es una zona errónea cuando las personas hacen de la aprobación parte de sus vidas y son incapaces de valorar su propia opinión porque no tiene dicha aprobación.

“La necesidad de aprobación de los demás equivale a decir: Lo que tú piensas de mi es más importante que la opinión que tengo de mi mismo”.

Es importante que las personas superen esta zona errónea en sus vidas para liberar su creatividad al 100% ya que al no tener esto en su haber, suelen inventar muchas cosas que cambian al mundo.

Capítulo 4. La ruptura con el pasado

Una de las zonas erróneas que poseen la mayoría de las personas es que suelen vivir en el pasado y hasta se aferran a él defendiéndolo con miles de argumentos o mejor dicho con muchas etiquetas que no los dejan progresar o evolucionar, dichas etiquetas suelen ser: “Así soy yo”, “Yo siempre he sido así”, “No puedo evitarlo es mi carácter”.

Tú eres lo que eliges ser hoy en día, no lo que eras antes, y al usar este poco de etiquetas justificas lo que no has podido eliminar en tu vida: tu mal carácter, tus pensamientos negativos y tus acciones sin frutos.

Esas etiquetas vienen de tu vida pasada, y todo ser que desea evolucionar debe deshacerse del pasado y permanecer en él, es sinónimo de no progresar en nada.

Cada vez que las personas usan frases como “Yo soy así” dan por sentado que jamás podrán cambiar ni mucho menos mejorar para lograr cambios en sus vidas que sean de crecimiento personal.

Se recomienda cambiar el “Yo soy” por “He escogido ser” para que sean cambios positivos que hagan en el presente.

Capítulo 5. Las emociones inútiles: culpabilidad y preocupación

Dos de las emociones más inútiles que desencadenas en los seres humanos mucha ansiedad es la preocupación y la culpa, por algo que pasó o algo que sucederá.

Muchas personas tienen el pensamiento absurdo, que deben preocuparse de las cosas para ser responsables y que tener culpa hará sentir bien a los demás por ciertas cosas que pasaron, pero nada de esto tiene solución, porque el pasado no se puede cambiar.

La culpa no arregla el pasado en nada, lo que hace es que la gente se desgaste y sea infeliz.

Con respecto al pasado para liberarse de estas emociones tan negativas es reinventarse en el presente y obteniendo del pasado solo el aprendizaje de lo vivido por eso es importante sustituir, la culpa por el aprendizaje.

Capítulo 6. Explorando lo desconocido

Solo los inseguros ansían la seguridad.

Creer en que la vida consiste en tener todo seguro y saber siempre donde estás parados, es totalmente una zona errónea que debemos eliminar de nuestras vidas.

Mientras que vivamos jamás podremos tener nada seguro y si en tal caso fuera lo contrario, la seguridad le quita creatividad al ser humano para vivir emociones de todo tipo, es decir, aventuras que lleven excitación.

La única seguridad que es positiva en nosotros es la seguridad de tener confianza en nosotros mismos.

Cuando las personas se niegan a explorar lo desconocido, es porque tienen miedo de muchas cosas y entre ellas caemos en el capítulo 3, esa necesidad de tener la aprobación de los demás.

En la sociedad se nos ha enseñado, que lo desconocido es sinónimo de peligro y por eso adentrarse en la aventura de lo desconocido causa mucha ansiedad, en la gran mayoría de los individuados.

Si crees en ti puedes tranquilamente explorar de todo sin miedo alguno, porque estarás VIVIENDO.

Solo los temerarios y aventureros se arriesgan a vivir aventuras inigualables, porque salen del montón.

Tal es el caso de: Einstein, Van Gogh, Beethoven… ellos hicieron historia precisamente por no seguir a los demás y adentrarse a nuevos mundos.

La mejor forma de eliminar esta zona errónea, es cambiar la creencia de que es mejor lo familiar que lo desconocido.

Capítulo 7. Rompiendo la barrera de los convencionalismos

El mundo está lleno de puros convencionalismos, lo que nos hace caer en otra zona errónea, porque la gente vive pensando en seguirlos sin cuestionarlos por anda.

La única forma de salir de esta zona, es analizar porque no hemos logrado nada positivo en la vida, que los “debes” nos han impulsado a seguir a los gremios en toda su  extensión.

No es que se sugiera que vayas en contra de la leyes, las leyes son necesarias para que haya orden en la sociedad, y la diferencia radica en que hay que seguir las normas establecidas del orden y la convivencia y otra muy distinta optar por convencionalismos donde se pueden romper las reglas sin que afecten tu vida ni la de tu entorno.

Cuando nos condicionamos ciegamente a las normas absurdas de la sociedad podemos caer fácilmente en la depresión y la ansiedad.

Las personas sujetas a los “deberías y no deberías” tienen este comportamiento:

  • Beber en reuniones sociales, cuando en realidad no les gusta.
  • Ir a reuniones familiares porque es obligado cumplir.
  • Hacer los quehaceres del hogar, porque es propio de ser mujer.
  • Cumplir con los estándares de perfección al momento de preparar una fiesta o una comida.
  • Por el solo hecho de ser mujer, no poder invitar a un hombre así te guste.
  • Hacer cosas sin gusto, tan solo por complacer a los amigos.

Cuando se aprende a tener criterio propio las personas dejan los convencionalismos de un lado y aprenden a decir que no, sin importar que la gente los critique por ser auténticos en su proceder.

Capítulo 8. La trampa de la justicia

Una de las zonas erróneas en la que incurre mucha gente es esa necesidad de hacer o tener la justicia, cuando en realidad ni siquiera en la naturaleza hay nada justo.

Si observamos bien a cada rato hay terremotos, inundaciones, ciclones y no podemos decir que hay injusticia en ello, ya que son eventos propios de la vida y son parte de la existencia.

Ahora cuando hablamos de las guerras, asesinatos, violaciones, lastimosamente estamos ante la presencia del funcionamiento normal del mundo y eso es lo que hay que aprender a ver que donde hay bondad habrá siempre maldad, es parte de un todo como el blanco y el negro, todo forma un equilibrio.

Muchas personas pasan gran parte de su vida buscando la justicia para una situación de hace años y al ver que no llega de la parte divina ni de la parte social, se amargan todos y se quitan la posibilidad de ser felices, porque hay que hacer justicia así sea con sus propias manos.

Por eso todos sufren porque la justicia como tal no existe.

Por lo tanto no es que el mundo que nos rodea sea totalmente injusto, sino que es el concepto que la sociedad le ha dado a ese término.

Al escoger ser feliz o infeliz nada tiene que ver con el agente externo de lo que es justo o injusto.

Se puede trabajar para colaborar a que las cosas funcionen mejor para no caer en equivocaciones que lastimen a alguien y de esta forma suprimir la injusticia en el mundo.

Capítulo 9. Terminando con las postergaciones

Postergar cosas no está mal en muchas ocasiones, pero si produce ansiedad todo cambia y se convierte en una zona errónea.

Para la gran mayoría de las personas postergar es evadir responsabilidades y aprenden a echarle la culpa a los demás del por qué no se realizan en su planes, cuando eso se ve a gran distancia que no son más que excusas para no hacer lo que tienen que hacer.

Si eres de las persona que dice que va a cambiar pero no haces nada para que tal cambio suceda, de nada sirve que lo digas, porque quedarás como mentiroso delante de los demás.

Para evitar caer en la postergación se debe hacer un compromiso real y autentico consigo mismo y se puede lograr de la siguiente manera:

  • Hacer las cosas poco a poco, sin presión, lo importante es hacer y no dejarlo por nada.
  • Has un compromiso por escrito donde anotes todo: dejar de fumar, de beber, de decir malas palabras, de gritar, etc.
  • hacer pactos serios con las demás personas, algo así como retos, donde cada uno se proponga hacer algo importante en cierto periodo de tiempo.

Capítulo 10. Proclama tu independencia

Estar en dependencia con otra persona es tan perjudicial que se convierte en otra zona errónea en la gente, porque esto hace que los individuos sean inseguros de sí mismos para todo.

La sociedad nos ha enseñado que cuando entramos en una relación con otra persona nos debemos a dicha persona, donde cada uno crea una dependencia y por lo cual a larga solo genera malestar, por esa palabra que enseñan: “obligación” porque la obligación se convierte en un gran problema, de ella se deriva la culpa y la dependencia, mientras que las personas que siguen en su libertad pero en pareja, solo producen amor e independencia una de la otra.

Hay personas que caen en el error que con tal pareja serán felices, y al ver que con el pasar del tiempo se va tornando obligada la relación, todo cambia, y entra en juego la palabra decepción.

Por eso se recomienda que para tener una sana relación de pareja, de padres e hijos e inclusive de amigos lo ideal es tener una relación basada en la libertad de confianza y respeto, pero sin crear dependencia para no tener la necesidad de tener a la fuerza u obligado una relación duradera con nadie.

Y por sobre todas las cosas no dejarse manipular por la otra persona, en caso de que quieras terminar dicha relación, porque donde hay libertad y acciones positivas que benefician a ambas partes no cabe la manipulación para nada, solo cooperación y trabajo placentero de hacer.

Capítulo 11. Adiós a la ira

El ser una persona iracunda es algo muy negativo y hace infelices a los que la rodean, por eso es considera otra zona errónea.

Muchas personas justifican la ira en los demás con la siguiente frase: Él o Ella es así porque tiene un carácter fuerte.

Eso para nada es tener carácter fuerte, al contrario según los expertos es tener un carácter débil, ya que se escudan en su mal genio para aparentar ser duros y fuertes, y lo que tienen es serios problemas de autoestima.

La solución a la ira primero es auto-analizarse, cómo debe comportarse una persona ante situaciones desagradables.

Segundo, ver que no tenga una molestia física lo cual lleva muchas veces a las personas a estar de mal humor y tercero que con el estado de la ira se bloquean las relaciones interpersonales haciendo que nadie quiera tener proyectos o trabajos con esa persona.

Lo mejor para controlar la ira es: no reprimirla, pero si canalizarla y eso se logra cambiando la forma de pensar y solucionando lo que ocasiona el malestar ya sea físico o psicológico.

La ira normalmente proviene del ego, y desde allí la mayoría que tienen este problema se vuelven controladores, es decir, que les gusta dominar las situaciones y las acciones de los demás y al no encontrar quien los complazca en todo explotan de ira haciendo mucho daño a quienes están a su alrededor.

Se debe tomar en cuenta lo siguiente para terminar con la emoción de la ira:

“El único antídoto para la ira es la eliminación de la frase interna: Si solo fueras más parecido a mí”.

Asumir que las personas todas son diferentes y nadie se parece a nadie, entonces aprendemos a ser más tolerantes con cada una y aceptarlas en sus acciones y de esta forma no estaremos esperando a que se comporten como nosotros lo deseamos y como quisiéramos.

Pensar ahora de esta manera te llevará al mundo de la comprensión por los demás, lo que desarrollará más tarde la compasión y por ende tu vida dará un cambio increíble.

Capítulo 12. Retrato de la persona sin zonas erróneas

  • Están demasiado ocupados viviendo sus vidas sin preocuparse de lo que hacen los demás.
  • Disfrutan todo lo que les da la vida, se sientes cómodas haciendo cualquier cosa y no pierden el tiempo quejándose o deseando que las cosas fueran de otra manera.
  • Nunca piensan en los problemas del pasado, eliminando cualquier sentimiento de culpa.
  • Se ríen y hacen reír de casi cualquier cosa y situación, de acontecimientos absurdos y de los más serios y solemnes.
  • Jamás muestran la necesidad de aprobación por parte de terceros.
  • Se aceptan y se valoran tal como son y se quieren a sí mismos.
  • Aprecian la naturaleza, les encanta estar al aire libre disfrutando y corriendo.
  • Aceptan los problemas como parte de la vida sin darles peso emocional.
  • Tratan de ayudar a los demás, sin preocuparse de las decisiones injustas de terceros.
  • No necesitan llamar la atención sobre sí mismos y no critican, más bien son hacedores.
  • Buscan su independencia emocional y personal, ellos mismos saben cómo solucionar sus problemas.
  • Son honestos, no pretenden mentir ni evadirse
  • Buscan ser diferentes, no se limitan exclusivamente a conocer el camino, progresan y evolucionan en sus vidas, porque andan el camino sin temer a lo desconocido.
  • Tienen altos niveles de energía. Necesitan poco sueño y están sanos.
  • Son muy curiosos, siempre buscan cosas que saber y aprender.

Si crees que este resumen del libro » Tus zonas erróneas » puede interesar a alguien, compártelo por las redes sociales 🙂

¿Quieres ver qué otros libros de autoayuda tenemos?

Entonces visita nuestra sección de Libros de autoayuda.

Y recuerda, si realmente estás interesado en emprender o quieres potenciar tu negocio, puedes leer nuestros 5+1 eBooks imprescindibles, donde encontrarás una información directa y concisa que te ayudará en tu camino al éxito: Accede a los 5+1 eBooks